Xi Jinping and Donald Trump outside the Great Hall of the People Artyom Ivanov/TASS via Getty Images

Economía y seguridad nacional estadounidense

CAMBRIDGE – La Estrategia de Seguridad Nacional dada a conocer por la Casa Blanca a principios de este mes difiere de las estrategias anteriores sancionadas por el Congreso que se preparaban cada cuatro años. La ESN de 2017 es diferente porque resalta el rol de la economía: "La seguridad económica es la seguridad nacional", afirma la nueva ESN.

Gran parte del informe, por supuesto, está dedicada a los aspectos tradicionales de la seguridad nacional: presupuestos militares, alianzas y trato con países como Rusia y China, a los que la nueva ESN llama "competidores estratégicos" (en lugar de adversarios). Pero el crecimiento de la economía doméstica, el papel del comercio internacional y la nueva posición energética positiva de Estados Unidos también reciben una atención sustancial.

La administración del presidente Donald Trump, con razón, sostiene que sus reformas regulatorias y su legislación impositiva recientemente sancionada son estrategias para aumentar el crecimiento económico. Una economía más grande ofrece los recursos para forjar capacidades militares más sólidas. Pero ese crecimiento económico puede traducirse en una defensa nacional más efectiva sólo si el Congreso sanciona futuros incrementos en el presupuesto de defensa, apuntando a aquellas áreas que más necesitan expandirse.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/hbwkjR7/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.