gros151_PUNIT PARANJPEAFP via Getty Images_afghanistanmarketphone Punit Paranjpe/AFP via Getty Images

Las raíces económicas de la debacle afgana

BRUSELAS – La construcción de nación ha fracasado manifiestamente en Afganistán. Daron Acemoglu del MIT ha dilucidado una importante razón: Occidente adoptó un enfoque de arriba hacia abajo para establecer instituciones estatales, a pesar de que Afganistán es una “sociedad profundamente heterogénea organizada en torno a las costumbres y normas locales”. No obstante, los factores económicos también desempeñaron un papel fundamental.

Afganistán es extremadamente pobre, con un ingreso per cápita anual de alrededor de 500 dólares estadounidenses (en dólares de la actualidad), una centésima parte del ingreso anual per cápita en Estados Unidos. Sin embargo, el verdadero problema no es el nivel de ingresos del Afganistán, sino su tasa de cambio. La literatura sobre revoluciones y disturbios civiles sugiere que un alto crecimiento estabiliza la política de un país, independientemente de si el país es rico o pobre (o, si es democrático o no).

En otras palabras, el rápido crecimiento ayuda a tapar los conflictos. Pero también crea expectativas de mejoras continuas en las condiciones de vida. Si estas expectativas no se cumplen, por ejemplo porque el crecimiento se desacelera o se invierte, es probable que se produzcan disturbios.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/ZFKARRWes