krauss46_GEOFFROY VAN DER HASSELTAFP via Getty Images_christine lagarde Geoffroy van der Hasselt/AFP via Getty Images

El nuevo mandato encubierto del BCE

STANFORD – La política monetaria del Banco Central Europeo ha tenido un cambio peculiar durante la pandemia. Parece que algo que no es la meta de estabilidad de precios guía su estrategia general; esto hace pensar que la institución adoptó un nuevo mandato sin anunciarlo en público.

Desde que comenzó la crisis de la COVID‑19 a esta parte, el BCE logró eliminar la divergencia de costos de endeudamiento entre los estados miembros septentrionales y meridionales de la eurozona, al llevar el diferencial de rendimientos Norte‑Sur a mínimos históricos. Y frente a varias amenazas a la unidad de Europa (desde el gobierno de Donald Trump y el revanchismo del Kremlin con Vladimir Putin hasta una China cada vez más asertiva y el populismo interno) los funcionarios adoptaron en la práctica el «estrechamiento del diferencial» como nuevo mandato.

La presidenta del BCE Christine Lagarde y sus colegas parecen conscientes de que asegurar la unidad y solidaridad de Europa es el objetivo más importante que una institución como el BCE puede perseguir en este momento crítico. Aunque nadie en el banco vaya a admitirlo, es evidente que ahora están empeñados en mantener reducidos los diferenciales.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading and receive unfettered access to all content, subscribe now.

Subscribe

or

Unlock additional commentaries for FREE by registering.

Register

https://prosyn.org/by1Wn5Ces