Daniel Roland/AFP/Getty Images

El irresponsable BCE

FRÁNCFORT – El reciente colapso del Promedio Industrial Dow Jones, en el que se hundió casi 1.600 puntos, reveló lo adictos que se han vuelto los mercados financieros y los actores económicos a la política monetaria expansionista. Las prolongadas bajas tasas de interés y el alivio cuantitativo han creado incentivos para que los inversores asuman riesgos mal valorados. Cuanto más tiempo se mantengan esas políticas, mayor la amenaza para la estabilidad financiera global.

La realidad es que la política monetaria ultra-laxa dejó de ser apropiada hace mucho tiempo. La economía global -especialmente el mundo desarrollado- ha venido experimentando una recuperación cada vez más fuerte. Según la última actualización del Fondo Monetario Internacional de sus Perspectivas de la Economía Mundial, el crecimiento económico continuará en los próximos trimestres, especialmente en Estados Unidos y la eurozona.

Sin embargo, las instituciones internacionales, entre ellas el FMI, temen las repentinas correcciones de mercado que naturalmente surgen de cambios en las expectativas de inflación y de las tasas de interés, y siguen sosteniendo que la política monetaria debe ajustarse muy lentamente. De modo que los bancos centrales siguen posponiendo la normalización de la política monetaria y, en consecuencia, los precios de los activos aumentan, produciendo distorsiones drásticas del mercado que hacen que esas correcciones sean inevitables.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/izRC6Mc/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.