¿Importan las elecciones parlamentarias de Irán?

TEHERÁN - ¿Hay que tomar en serio las próximas elecciones parlamentarias de Irán que se celebrarán el 14 de marzo o se trata simplemente de una farsa en una institución emasculada?

Paradójicamente, las elecciones iraníes son anormales tanto si se juzgan con criterios democráticos como si miden con criterios autocráticos. Si bien no son ni libres ni justas, hay diferencias reales entre los candidatos, y los resultados frecuentemente son impredecibles. A diferencia de las elecciones manipuladas donde los ganadores están predeterminados, el sistema iraní permite elecciones competitivas entre candidatos preseleccionados. Muy pocos previeron la aplastante victoria presidencial del reformista Mohammed Khatami en 1997 y aún menos predijeron la victoria del presidente de línea dura Ahmedinejad en 2005.

Para quienes consideran que el vaso democrático de Irán está medio lleno, las elecciones del Majles de este 14 de marzo serán las vigésimo octavas desde la fundación de la República Islámica en 1979, lo que arraiga aún más una cultura política única en Medio Oriente. Como dice el académico iraní, Mohsen Milani, “Con todos sus serios defectos, es a través de este proceso que se puede esperar que haya cambios en la política y la conducta de Irán”.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/vpaQICD/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.