Por Donna Dickenson

Desde hace tres años, cuando las primeras pruebas genéticas personales estuvieron disponibles en Internet, los críticos han expresado su preocupación por el impacto potencial que puedan tener en pacientes y familias, y también por su precisión. Algunos dicen que estas pruebas son “horóscopos genéticos” y casi igual de científicos. Estas dudas han conducido a la prohibición de las pruebas genéticas personales en varios estados de los Estados Unidos, así como en países europeos como Francia y Alemania.

Las pruebas genéticas personales varían de un fabricante a otro. En un extremo del mercado, hay compañías que ofrecen pruebas para conocer si se tienen genes recesivos de cabello pelirrojo o la química sexual. Una empresa llamada, Scientific Match, ofrece pruebas para analizar un número pequeño de genes relacionados con la respuesta inmunológica, con la promesa de poner al cliente en contacto con parejas cuya configuración genética le asegurará una mejor vida sexual e hijos con una respuesta inmunológica natural fuerte.

En el otro extremo del espectro, compañías como Navigenics y 23andMe ofrecen pruebas para conocer las predisposiciones genéticas a un conjunto de enfermedades como la de Alzheimer, el cáncer de mama y la diabetes.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To access our archive, please log in or register now and read two articles from our archive every month for free. For unlimited access to our archive, as well as to the unrivaled analysis of PS On Point, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/hIXKLjT/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.