spence136_David JonesPA Images via Getty Images_car factory robots David Jones/PA Images via Getty Images

Ganadores y perdedores en la transformación digital del trabajo

MILÁN – Quizá ningún aspecto único de la revolución digital haya recibido más atención que el efecto de la automatización en los empleos, en el trabajo, en el empleo y en los ingresos. Existe por lo menos una razón muy buena para eso –pero probablemente no sea la que la mayoría de la gente mencionaría.

Utilizar máquinas para aumentar la productividad no es nada nuevo. En la medida en que cualquier herramienta es una máquina, los seres humanos han venido haciéndolo durante gran parte de nuestra breve historia en este planeta. Pero, desde la primera Revolución Industrial –cuando la energía de vapor y la mecanización produjeron un incremento importante y sostenido de la productividad-, este proceso se ha acelerado.

No todos acogieron con beneplácito esta transición. Muchos temían que una menor demanda de mano de obra humana conduciría a un desempleo permanentemente alto. Pero eso no sucedió. Por el contrario, el incremento de la productividad y de los ingresos impulsó la demanda y, en consecuencia, la actividad económica. Con el tiempo, los mercados laborales se adaptaron en términos de capacidades y, finalmente, las horas laborales se redujeron y el equilibrio entre ingresos y ocio cambió.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/TlwPqFBes