0

¿Dignidad o decadencia?

TOKIO – Kokka no Hinkaku, La dignidad de un Estado, es el título de un libro reciente escrito por el matemático japonés Masahiko Fujiwara del que se han vendido tres millones de ejemplares. Los debates sobre el libro han sido tan intensos en Japón que el término "dignidad" (hinkaku) se ha convertido en la palabra de moda.

El que la dignidad de Japón sea ahora una cuestión central no debe sorprender a nadie. Este es un momento en el que Japón debe trazar su ruta –ya sea hacia la decadencia o la dignidad—como "Estado" (kokka) en relación con China, su gigantesco vecino.

La cuestión de las relaciones con China cobró importancia en septiembre, cuando la guardia costera japonesa detuvo al capitán de un barco pesquero chino después de que golpeó a dos barcos patrulleros japoneses cerca de las Islas Senkaku, que son parte de Japón y están en sus aguas territoriales. Las tensiones entre Japón y China –que reclama las islas—inmediatamente se dispararon.

Durante muchos años, los gobiernos japoneses han adoptado una postura de "no hacer olas" con respecto a las disputas territoriales por las islas y han ignorado las repetidas provocaciones de China (y Taiwán). No obstante, eso terminó cuando la administración pro China del Primer Ministro Yukio Hatoyama llegó al poder tras las elecciones de septiembre de 2009.