Sueños digitales

Hace unos años, una empresaria de internet fue arrestada en Ghana, se encarceló a sus empleados y se confiscó su equipo de cómputo. ¿Su delito? Ofrecer a los consumidores una manera de hacer llamadas telefónicas de bajo costo por internet.

El encuentro de esa empresaria con la ley ejemplifica la razón principal (además de los bajos ingresos) por la que salvar la llamada "brecha digital" entre países pobres y ricos es tan difícil. No es falta de equipo o de conocimientos. No, una gran parte de la brecha es resultado directo de políticas internas que inhiben el uso de internet y de la tecnología.

Aunque no debemos exagerar los beneficios de internet, puede reducir los costos empresariales, aumentar el acceso a la información y crear oportunidades. Como resultado, los países en desarrollo se enfrentan a una disyuntiva simple: aprovechar las nuevas tecnologías para estimular el crecimiento económico y mejorar la productividad o retrasarse aún más a medida que las empresas y consumidores de los países ricos adoptan cada día más los avances tecnológicos.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/6Vv25ko/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.