0

¿El desarrollo fracasó en Kenia?

Nairobi -- Hace un mes, Kenia cayó presa de un brote repentino de violencia post-electoral que ha dejado más de 1000 muertos y cientos de miles de desplazados. La intensidad y la magnitud de la violencia han asombrado al mundo.

Por supuesto, Kenia había pasado por períodos electorales tensos anteriormente, y eran pocos los conocedores de Africa que no veían las muchas dificultades que seguía enfrentando el país. Pero las cosas parecían estar yendo bien últimamente. La campaña de este año fue excepcionalmente pacífica y millones de ciudadanos votaron el 27 de diciembre -a veces, tras caminar y hacer fila durante horas para emitir su voto.

Tal vez lo más importante es que Kenia era considerada, unánimemente, como el "buen alumno" del desarrollo, a veces catalogada como el símbolo de un renacimiento africano. El marco "Kenia Visión 2030", un conjunto de ambiciosas reformas macroeconómicas, legales y constitucionales, se estaba implementando en colaboración estrecha con el Banco Mundial.

Valorada por la comunidad de donantes, Kenia recibió casi 1.000 millones de dólares en ayuda oficial para el desarrollo en 2006 -un incremento del 250% desde 2002-. Sus pujantes industrias hortícola y turística eran alabadas como modelos para otros estados africanos en sus esfuerzos por integrarse al comercio mundial. La expansión económica del país, que promedió el 5,5% en los últimos cuatro años y alimentó el progreso de las economías vecinas, parecía demostrar que el crecimiento vigoroso en Africa es posible, aún sin recursos minerales o fósiles. Hoy, este milagro económico estalló por los aires.