Lifesavers

No dejar a ningún refugiado a un lado

NUEVA YORK – El mundo ha ingresado en una era en la cual el desplazamiento de personas ha alcanzado un nivel sin precedentes. En 2014, el conflicto y la persecución obligaron a 42.500 personas por día a huir de sus hogares, casi cuatro veces más que en 2010. Hoy hay casi 60 millones de personas desplazadas por la fuerza -una crisis sin equivalentes desde la Segunda Guerra Mundial.

Esto es inaceptable, pero no inevitable. En 1945, el mundo respondió al conflicto más letal en la historia de la humanidad creando las Naciones Unidas. Hoy, como jefes de las agencias de las Naciones Unidas para los refugiados y el desarrollo, instamos al mundo a responder a esta turbulencia monumental dándole a la gente las herramientas que necesita para reconstruir sus vidas. Creemos que el camino hacia adelante empieza con los Objetivos de Desarrollo Sustentable de 2030, que Naciones Unidas adoptó de manera unánime en septiembre afirmando la promesa de "no dejar a nadie a un lado" en la lucha contra la pobreza y la desigualdad.

La estrategia actual de la comunidad internacional frente al desplazamiento se basa esencialmente en la ayuda humanitaria, que ofrece un alivio rápido y de emergencia mientras que se trabaja en una solución permanente. Pero las soluciones están resultando más elusivas que nunca. Apenas el 1% de los refugiados pudo regresar a sus hogares en 2014. La gran mayoría de las personas desplazadas no pasan días o meses en exilio sino años o décadas, inclusive vidas enteras. Corren el riesgo de ser dejados de lado.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/1yNX9WG/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.