Desarrollo 3.0

BEIJING - Hasta la Revolución Industrial, el mundo era bastante plano en términos de renta per cápita. Pero luego las fortunas comenzaron a divergir rápidamente y unos pocos países occidentales industrializados pronto alcanzaron el dominio mundial en lo político y económico. En los últimos años -incluso antes de que estallara la crisis financiera de 2008- estaba claro que el panorama económico mundial había vuelto a cambiar. Hasta el año 2000, el G-7 representaba alrededor de dos tercios del PIB mundial. Hoy, China y algunos grandes países en desarrollo se han convertido en líderes mundiales del crecimiento.

Sin embargo, a pesar de todo lo que se habla del ascenso de Asia, en las últimas décadas apenas unas cuantas economías del este asiático han logrado realizar la transición de tener bajos a altos ingresos. Más aún, entre 1950 y 2008 solo 28 economías del mundo -y sólo 12 economías no occidentales- fueron capaces de reducir en diez puntos porcentuales o más su brecha de ingreso per cápita con Estados Unidos. Mientras tanto, más de 150 países han quedado atrapados en un estado de ingresos bajos o medianos. Reducir la brecha con los países industrializados de altos ingresos sigue siendo el principal reto del mundo en desarrollo.

En el período post-colonial tras la Segunda Guerra Mundial, el paradigma de desarrollo predominante era una forma de estructuralismo: el objetivo era cambiar la estructura industrial de los países pobres para que se pareciera a la de los países de altos ingresos. Los estructuralistas solían aconsejar a los gobiernos que adoptaran estrategias de sustitución de importaciones, con intervención del sector público para superar las "insuficiencias del mercado". Llamemos a esto "Economía del desarrollo 1.0". Los países que siguieron esta receta disfrutaron de un auge inicial impulsado por las inversiones, seguido de repetidas crisis y estancamiento.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/s3iUCYG/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.