delong220_OLIVIER DOULIERYAFP via Getty Images_usunemploymentcoronavirus Olivier Douliery/AFP via Getty Images

Lo que deben hacer los Demócratas

BERKELEY – Como prácticamente todos los demás países, Estados Unidos se ha vuelto más pobre desde el comienzo de la pandemia de COVID-19, ya que los estadounidenses ya no pueden participar en actividades valiosas que requieren un contacto humano estrecho. Millones de trabajadores tienen ahora que encontrar otras actividades productivas, y muchas de ellas no serán tan bien retribuidas como las que reemplazan.

Sin embargo, no hay razones económicas para que la depresión ocasionada por la crisis de la COVID-19 tenga que ser particularmente profunda ni prolongada. Estados Unidos lidera al mundo en competencias tecnológicas y organizacionales, y cuenta con una fuerza de trabajo altamente capacitada. El problema es que la recuperación no ocurrirá sola.

El hecho de Estados Unidos demorara una década para recuperarse del todo de la crisis financiera de 2008 debería ser un factor importante a la hora de ponderar la situación actual. Ya entonces el sector de la construcción de viviendas estadounidense se había contraído a su tamaño normal antes de la erupción de la crisis de las hipotecas de alto riesgo, lo que implicó que no se necesitaron ajustes estructurales sectoriales. El desafío fue más bien identificar y reasignar recursos a bienes que no se habían producido hasta entonces y que se volvieran más valiosos en el futuro.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/MdoXmkOes