22

En defensa de la globalización

LONDRES – Recientemente estuve en el hermoso país de Chile para un Congreso del Futuro y tuve la ocasión de viajar al sur, al extremo mismo de América Latina. También recientemente hice un documental para la radio BBC llamado "Reparando la globalización", para el cual atravesé el Reino Unido en busca de ideas para mejorar ciertos aspectos de la globalización y discutí temas de actualidad con expertos reconocidos. En ambos casos, vi cosas que me convencieron de que es hora de que alguien salga en defensa de la globalización.

Chile hoy es el país más rico de América Latina, con un PIB per capita de alrededor de 23.000 dólares -similar al de países del centro de Europa-. Este es un logro sorprendente para un país que tanto depende de la producción de cobre, y diferencia a Chile de muchos de sus vecinos. Al igual que muchos otros países, Chile enfrenta desafíos económicos y su tasa de crecimiento deja bastante que desear; pero también tiene muchas oportunidades prometedoras más allá de sus fronteras.

Por ejemplo, cuando lideré una revisión de la resistencia antimicrobiana, aprendí que el cobre tiene poderosas propiedades antibacterianas y que es un material ideal para utilizar en instalaciones de atención médica donde suelen propagarse las bacterias. Eso significa que productores de cobre como Chile, Australia y Canadá pueden mejorar la salud global -y promover las exportaciones- al introducir infraestructura asequible de cobre en hospitales y otros entornos clínicos en todo el mundo.

Chile también es un depósito de conocimiento en materia de terremotos y tsunamis. Mientras estaba allí, visité La Serena, que en 2015 sufrió el sexto mayor terremoto del cual se tenga registro. Sin embargo, el tsunami posterior sólo mató a 11 personas, aunque sin duda las víctimas habrían sido muchas más en muchos otros lugares. La preparación previa y la rápida respuesta de las autoridades chilenas parecen haber marcado la diferencia. Con esta experiencia institucional, Chile puede ser un recurso valioso para otros países amenazados por episodios sísmicos.