buruma175_BERTHA WANGAFP via Getty Images_appledailyhongkong Bertha Wang/AFP via Getty Images

La muerte de la libertad de prensa en Hong Kong

NUEVA YORK – El periódico hongkonés Apple Daily ha sido obligado a cerrar. El día del cierre, la gente hizo fila para comprar un último ejemplar; se imprimió un millón. El destino de la publicación estaba sellado desde el año pasado, cuando el gobierno comunista de China impuso a Hong Kong una dura Ley de Seguridad Nacional. La policía allanó sus oficinas; amenazaron con violencia a sus periodistas; inmovilizaron sus activos, de modo que ya no pudo pagar salarios. Arrestaron a varios directivos y al editorialista.

Al periódico se lo acusó del delito de «confabulación con potencias extranjeras», o como expresó rudamente el ex jefe del ejecutivo hongkonés, C. Y. Leung, «confabulación con escoria de países extranjeros». Pero el delito real fue una cobertura sumamente crítica del Partido Comunista de China, del gobierno de Hong Kong y de políticos y magnates locales corruptos, desde que Jimmy Lai fundó el periódico en 1995.

Lai mismo ya lleva casi un año en prisión, acusado de fraude, confabulación con potencias extranjeras y participación en manifestaciones ilegales. En teoría pueden encerrarlo de por vida.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/5CfpI87es