Las repercusiones mundiales del esquisto de los Estados Unidos

WASHINGTON, DC – La mayor innovación en materia de energía habida hasta ahora en este siglo ha sido el desarrollo del gas de esquisto y el recurso relacionado con él conocido como “petróleo de formaciones compactas”. La energía procedente del esquisto es de lo más importante no sólo por su abundancia en los Estados Unidos, sino también por sus profundas repercusiones mundiales, como seguirán demostrando los acontecimientos que se producirán en 2014.

El gas de esquisto y el petróleo de formaciones compactas de los EE.UU. están cambiando ya los mercados mundiales de la energía y reduciendo tanto la competitividad de Europa en comparación con la de los EE.UU. como la competitividad manufacturera total de China. También están creando cambios en la política mundial. De hecho, el de cómo puede cambiar el papel de los EE.UU. en Oriente Medio la energía procedente del esquisto está pasando a ser un asunto de la máxima actualidad en Washington, D.C., y en el propio Oriente Medio.

Esa “revolución inhabitual” en materia de petróleo y gas no se ha producido rápidamente. La fracturación hidráulica –conocida en inglés como fracking– existe desde 1947 y los primeros intentos de adaptarla al esquisto denso se remontan a comienzos del decenio de 1980 en Texas, pero hasta los de 1990 y comienzos de 2000 no se perfeccionó el tipo concreto de fracturación apropiada para el esquisto, combinada con la perforación horizontal, y hasta 2008 no llegó a ser notable su repercusión en el suministro energético de los EE.UU.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/HCsdOaC/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.