Skip to main content

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated Cookie policy, Privacy policy and Terms & Conditions

buruma152_Mark LeechGetty Images_footballhooligansriot Mark Leech/Getty Images

El espíritu de los violentos

NUEVA YORK – El difunto Alan Clark (un político británico de la era de Margaret Thatcher, afamado mujeriego y muy de derecha) me dijo cierta vez que lamentaba la decadencia del espíritu combativo británico, constructor de imperios y vencedor de guerras. Medio en broma, le sugerí que tal vez ese talante agresivo subsistiera entre los hooligans del fútbol británico, saqueadores de estadios y ciudades extranjeras. Clark me respondió con mirada ensoñada que de hecho era algo que “podía explotarse en formas útiles”.

Lo que entonces parecía ligeramente escandaloso hoy es penosamente real. Por que hoy, el espíritu de los violentos se explota. El terrorismo de derecha está en alza en el Reino Unido (mientras que la violencia islamista está en retroceso, al menos por ahora). Los políticos británicos que se oponen a que el RU se vaya por las malas de la Unión Europea sin un acuerdo reciben amenazas de muerte, o peor. Jo Cox, una parlamentaria laborista y opositora declarada al Brexit, fue asesinada en 2016 por un hombre que le disparó y la acuchilló varias veces mientras gritaba “¡Gran Bretaña primero!”.

Y no pasa sólo en el RU. En Estados Unidos, grupos de extrema derecha provocaron disturbios en lugares como Charlottesville y Pittsburgh, acompañados por gritos de batalla como “los judíos no nos reemplazarán” (donde el “nos” se refiere a gente cristiana y blanca). El autocrático presidente brasileño Jair Bolsonaro ensalza abiertamente la tortura. Incluso en Alemania, el extremismo violento está en ascenso, especialmente en áreas que formaron parte de lo que fue la Alemania Oriental comunista. En la India, el primer ministro Narendra Modi se mostró indiferente (en el mejor de los casos) ante actos de violencia política por parte de extremistas de religión hindú, generalmente contra musulmanes.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/Yv1c1FRes;