Laptop keyboard Andrew Brookes/Getty Images

Garantizar la transición digital

NUEVA DELHI – Cada año, el Foro Económico Mundial publica un Informe de Riesgos Mundiales, que sintetiza las opiniones de expertos y responsables de políticas de todo el mundo. Este año, la ciberseguridad está bien arriba en la lista de preocupaciones globales, y  así debe ser. En 2017, el mundo fue testigo de una continua escalada de ataques cibernéticos y violaciones a la seguridad que afectó a todos sectores de la sociedad. No hay razones para creer que el 2018 vaya a ser diferente.  

Las implicancias son de amplio alcance. En lo más inmediato, debemos lidiar con la gobernancia de Internet así como sobre Internet. De lo contrario, las oportunidades que otorgan las tecnologías digitales podrían despilfarrarse en una carrera armamentista regulatoria y legal, plagada de nuevas fronteras y nuevas tensiones globales.

Pero hay una cuestión más amplia: a pesar de la velocidad con la que avanzamos en la era digital, los esfuerzos para garantizar la estabilidad global están rezagados. En muchos aspectos, nuestro mundo sigue estando organizado dentro de un marco westfaliano. Los estados con fronteras esencialmente reconocidas son los ladrillos del sistema internacional. Sus interacciones, y su voluntad de compartir la soberanía, definen el orden mundial existente.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/8fwjG17/es;

Handpicked to read next