Cultivar energía

Desde el cambio climático hasta la volatilidad de los precios del petróleo, todo indica que hay en gestación una crisis energética global. Enfrentar este creciente reto significa que la humanidad ya no se puede permitir no aprovechar el recurso inextinguible que se encuentra en el material orgánico que, día a día, el sol genera a través de la fotosíntesis. La energía solar permite que las plantas absorban gas carbónico y produzcan no sólo oxígeno, sino también materia que el reino animal utiliza como alimento y que nuestras máquinas pueden usar para producir energía.

Desde el Neolítico (o Edad de Piedra tardía), los seres humanos han estado cultivando esta "biomasa" para alimentarse. Sin embargo, incluso en el mundo actual, se presta poca atención a su potencial energético. Comenzando con la revolución industrial, los seres humanos buscaron energía en el carbón, y más tarde en el petróleo y el gas natural, pero esto lleva al agotamiento de recursos no renovables.

Las alternativas actuales para diversificar la producción de energía son limitadas. La energía nuclear presenta varias desventajas, debido a reservas acerca de la seguridad y la eliminación de los desechos radiactivos. La energía hidroeléctrica ya se usa ampliamente, mientras que las energías eólica y solar son estructuralmente dispersas y están disponibles de manera desigual.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To access our archive, please log in or register now and read two articles from our archive every month for free. For unlimited access to our archive, as well as to the unrivaled analysis of PS On Point, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/oHzzVc1/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.