Paul Lachine

¿Encarcelar a los gigantes financieros?

CHICAGO – Casi todos los días se cierra un acuerdo entre un banco y una agencia gubernamental o un organismo de regulación estadounidense. El más reciente se dio entre el Bank of América (BoA) y la compañía hipotecaria respaldada por el gobierno, Fannie Mae: 3.55 mil millones de dólares en efectivo; 6.75 mil millones de dólares en recompra de hipotecas basura que posteriormente Countrywide, adquirida por BoA, vendió a Fannie; y 1.3 mil millones de dólares adicionales en efectivo para resolver los problemas de cobro de Fannie con BoA.

Y con todo, como pasa casi siempre en los acuerdos, BoA no admitió ninguna culpa. ¿Tuvo BoA  mala suerte o fue torpe? ¿O acaso esta y otras instituciones financieras actuaron con la intención de defraudar a los inversionistas?

Como consecuencia del acuerdo, nunca sabremos la verdad (al menos la versión comprobada más allá de una duda razonable en audiencia pública). Con cada acuerdo se suspenden las investigaciones y toda información recabada se clasifica.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To access our archive, please log in or register now and read two articles from our archive every month for free. For unlimited access to our archive, as well as to the unrivaled analysis of PS On Point, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/bhiVHwR/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.