matwin1_CATHERINE LAIAFP via Getty Images_contacttracingappsingaporecoronavirus Catherine Lai/AFP via Getty Images

El factor de la privacidad para poner fin al confinamiento

HALIFAX, NUEVA ESCOCIA – ¿De qué manera pondremos fin al período de confinamiento que ha sofocado a economías enteras y dejado a más de mil millones de personas a resguardo en sus casas? Algunos han sugerido una estrategia selectiva, por la cual los grupos más jóvenes y menos vulnerables regresarían al trabajo antes que los demás. Pero las advertencias sombrías de los epidemiólogos sobre las consecuencias inevitables para la salud han venido erosionando el apoyo a esta estrategia en la mayoría de los sectores.

Ahora, la única solución aceptada en términos generales es un relajamiento gradual de las restricciones, posible gracias a un testeo, un seguimiento y un rastreo de contactos masivo para identificar a todos aquellos con quienes ha interactuado una persona infectada. Y, como no es posible testear al 100% de la población, la solución perfecta reside en hacer que los sistemas de seguimiento y rastreo funcionen.

La única manera realista de dar seguimiento y rastrear en la escala necesaria es utilizar los datos de geolocalización que ofrecen los celulares. En esta estrategia, un “contacto” se produce cuando los dispositivos de dos personas –concretamente, sus señales de Bluetooth- están en estrecha proximidad durante un determinado tiempo. Ya se han propuesto o inclusive implementado varios sistemas para identificar este tipo de interacciones. Singapur ha apelado a su iniciativa TraceTogether, Google y Apple recientemente aunaron fuerzas para diseñar una aplicación de rastreo de contactos voluntario y un amplio consorcio en Europa ha lanzado el proyecto Rastreo Paneuropeo de Proximidad para Preservar la Privacidad (PEPP-PT).

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/q4XxYe4es