rogoff196_vladwelGetty Images_digitalbankphoneapp vladwel/Getty Images

¿Moneda COVID?

CAMBRIDGE – En tanto la crisis del COVID-19 acelera el pase a desuso a largo plazo del efectivo (al menos en transacciones legales que cumplan con las obligaciones tributarias), las discusiones oficiales sobre las monedas digitales están cobrando impulso. Entre el lanzamiento inminente de Libra de Facebook y la propuesta de moneda digital del banco central de China, los acontecimientos de hoy podrían reformular las finanzas globales para una generación. Un informe reciente del G30 sostiene que, si los bancos centrales quieren tener una incidencia en lo que suceda, deben empezar a moverse rápido.

Hay mucho en juego, incluida la estabilidad financiera global y el control de la información. La innovación financiera, si no se la maneja con cuidado, muchas veces está en el origen de una crisis, y el dólar le otorga a Estados Unidos capacidades importantes de monitoreo y de sanciones. La predominancia del dólar no tiene que ver solamente con la moneda que se utiliza, sino también con los sistemas que autorizan las transacciones y, desde China hasta Europa, existe un creciente deseo de que esto cambie. Allí es donde gran parte de la innovación está teniendo lugar.

Los bancos centrales pueden adoptar tres estrategias distintas. Una es hacer mejoras significativas en el sistema existente: reducir los honorarios para las tarjetas de crédito y débito, garantizar una inclusión financiera universal y modernizar los sistemas para que los pagos digitales se puedan autorizar al instante, no en un día.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/CqVdAPpes