piccard2_elenabsGetty Images_sustainabilitytechnologyrenewableenergy elenabs/Getty Images

Los líderes empresariales se comprometen con la recuperación económica no contaminante

LAUSANA – La crisis de la COVID-19 dista de haber terminado. Sin embargo, mientras la gente continúa transmitiendo el coronavirus sin piedad y la cantidad de muertes aumenta, la presión para regresar a la normalidad aumenta en algunas partes.

Resulta entonces apremiante aclarar qué entendemos por normalidad. Después de todo, la economía mundial se construyó sobre una base frágil, insostenible e inequitativa, que difícilmente podríamos llamar normal. Un sistema político, ecológico y socioeconómico que ya sufría una amenaza existencial por el cambio climático, ha sido derribado ahora por una némesis microscópica. ¿Es realmente ese tipo de sociedad el que queremos ver surgir de esta crisis?

Imaginemos, en cambio, que la crisis de la COVID-19 logre abrir el camino hacia un nuevo mundo. ¿Cómo sería? Por doquier hay comentarios y análisis que proponen cómo debiera ser el futuro, pero el llamado al cambio no lo hará realidad. Por eso la fundación Solar Impulse Foundation y sus socios corporativos se han comprometido para que nosotros mismos implementemos soluciones concretas.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/A4gP4W2es