james178_Henning Schacht - PoolGetty Images_merkel apology Henning Schacht/Pool/Getty Images

Mil disculpas por la democracia

BERLÍN – El apresurado cambio de planes de la canciller alemana Angela Merkel, que revocó el apresurado anuncio de un confinamiento para Pascua, causó sorpresa y hasta conmoción, considerando su conducta siempre calma. Más extraordinaria aún fue la disculpa que ofreció al parlamento: «El error fue enteramente mío porque, a fin de cuentas, soy responsable como canciller. Lo lamento profundamente y pido perdón a nuestros ciudadanos».

Merkel actuó correctamente al dar marcha atrás. El confinamiento propuesto —acordado a altas horas de la noche durante una prolongada conferencia de los líderes de los gobiernos regionales alemanes— hubiera implicado el cierre de cadenas de aprovisionamiento vitales y creado caos en las tiendas de alimentos antes del repentino bloqueo. La medida no solo pudo haber costado dinero, sino también vidas.

Pocos gobiernos han sido tan francos como el de Merkel respecto de sus limitaciones. En todo el mundo la pandemia dejó al descubierto los problemas que enfrentan las democracias cuando responden a situaciones complejas y rápidamente cambiantes. Cuando los gobiernos se ven obligados a tomar tantas decisiones, inevitablemente algunas se verán como injustas, equivocadas, o ambas cosas.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/8DSC1kzes