business meeting sticky notes Astrakan Images/Getty Images

La necesidad de hacer que cada dólar para el desarrollo cuente

PRAGA – En 2017, se destinaron $146 mil millones a ayuda y desarrollo. A pesar de lo alta que es esta cifra, es una fracción de lo que se necesitaría para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas. Y, a pesar de la escasez de recursos, sorprende lo poco que se debaten las prioridades del gasto para el desarrollo.

En encuestas internacionales y en la escena mundial, los países en desarrollo son muy claros acerca de cuáles son sus prioridades: mejorar la salud y la educación, más y mejores empleos, menos corrupción y soluciones a los retos nutricionales. Lamentablemente, los países ricos no necesariamente dirigen sus fondos a estas áreas.

De hecho, de seguir las actuales tendencias, para 2030 el mundo no alcanzará las metas de los ODS en varias áreas: mortalidad materna, tuberculosis, acceso a planificación familiar, VIH, mortalidad de enfermedades no transmisibles, acceso escolar pre-primario y primario, retraso del crecimiento, enfermedades debilitantes, desnutrición, violencia contra la mujer, registro de nacimiento, acceso al agua, igualdad de género en liderazgo público, acceso a saneamiento y polución del aire.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/2wK5106es