Confundidos por el velo

El 23 de julio, millones de turcos se despertarán en una nueva Turquía postelectoral. Lo que vaya a suceder es difícil de predecir.

La política turca está llena de sorpresas que sólo los extranjeros encuentran sorprendentes . Hoy, y esto parece sorprender a la mayoría de la gente fuera de Turquía, son las mujeres, y no los hombres, los que ocupan el centro del debate político. De hecho, en estas elecciones la cantidad de candidatas mujeres de todos los partidos ha aumentado visiblemente, al igual que el activismo político femenino en general.

Esta elección tiene lugar porque cuando el partido AKP, el partido conservador que ahora está en el poder, designó al ministro de Relaciones Exteriores Abdullah Gul como su candidato a presidente, la elite secular del país se estremeció. Gul no era el problema; el problema era su mujer. Si Gul hubiera sido electo presidente, Turquía habría tenido su primera Primera Dama que llevara la cabeza cubierta.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/oziGbNH/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.