La colonización de Palestina es un obstáculo para la paz

Durante más de un cuarto de siglo, la política israelí ha estado en conflicto con la de los Estados Unidos y de la comunidad internacional. La ocupación de Palestina por Israel ha constituido un obstáculo para un acuerdo amplio de paz en Tierra Santa, independientemente de que los palestinos no tuvieran un gobierno oficial o tuviesen uno encabezado por Yaser Arafat o Mamoud Abbas o con Abbas de Presidente y Hamas controlando el Parlamento y el gobierno.

La posición inquebrantable de los Estados Unidos desde el gobierno de Dwight Eisenhower ha sido la de que las fronteras de Israel deben coincidir con las establecidas en 1949 y, desde 1967, la resolución 242 de las Naciones Unidas ha exigido la retirada de Israel de los territorios ocupados. Incluso Israel volvió a confirmar esa política en 1978 y 1993 y todos los presidentes americanos la han subrayado, incluido George W. Bush. Este último, como parte del Cuarteto, del que forman parte Rusia, las Naciones Unidas y la Unión Europea, ha refrendado una "hoja de ruta" para la paz, pero Israel ha rechazado oficialmente sus premisas básicas con salvedades y requisitos previos claramente inaceptables.

El Centro Carter ha supervisado, con la aprobación de Israel, las tres elecciones palestinas. Todas ellas, supervisadas por una comisión selecta de presidentes de universidades y juristas distinguidos, han sido justas, ecuánimes y pacíficas y vencedores y perdedores han aceptado sus resultados.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/XX5huEb/es;