Female students in Nigeria school AFP/Getty Images

Cerrar la brecha de género educativa

WASHINGTON, DC – Aishetu Mahmoudu Hama, una muchacha de Níger, nunca estuvo segura de si podría terminar la escuela primaria, por todos los obstáculos que tuvo que enfrentar. “Estudiar era difícil”, recuerda. “Nos sentábamos en el piso, sobre una esterilla algunas veces, otras directamente sobre la tierra”.

Pero Aishetu perseveró, y ahora, a los 23 años, estudia en la universidad. Aishetu sabe que sin educación, sus únicas opciones serían probablemente cuidar animales, labrar la tierra, casarse y tener muchos hijos. Sencillamente, no tendría oportunidad de hacer otras cosas.

Como las maestras que la inspiraron para aprender, Aishetu quiere ser un modelo de rol para otras chicas menores que ella, incluidas sus hermanas. Espera que su historia las motive a terminar ellas también la escuela.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To access our archive, please log in or register now and read two articles from our archive every month for free. For unlimited access to our archive, as well as to the unrivaled analysis of PS On Point, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/3WNxWvh/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.