Claridad sobre diamantes

PRINCETON – Los diamantes dan una impresión de pureza y luz. Se entregan como prenda de amor y se exhiben como símbolo de compromiso y, sin embargo, han propiciado asesinatos espantosos, además de violaciones y amputaciones generalizadas.

Se cree que Charles Taylor, ex Presidente de Liberia que actualmente afronta acusaciones de crímenes de guerra en un tribunal especial de La Haya, utilizó los diamantes para financiar a los rebeldes en la guerra civil de Sierra Leona. La causa contra Taylor representa sólo uno de varios ejemplos en que los diamantes han facilitado violaciones generalizadas de los derechos humanos.

Cuando el papel desempeñado por los diamantes en los conflictos violentos en África atrajo la atención mundial, la industria de los diamantes estableció el proceso de Kimberley para mantener los “diamantes sangrientos” fuera del comercio internacional. Esa iniciativa ha logrado cierto éxito, aunque no ha interrumpido completamente el comercio de diamantes procedentes de países afectados por conflictos, como la República Democrática del Congo.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/CavP1gw/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.