mueller22_ Thierry MonasseGetty Images_viktor orban Thierry Monasse/Getty Images

¿Democracia cristiana o democracia iliberal?

PRINCETON – Un conflicto lleva años gestándose entre el primer ministro húngaro Viktor Orbán y el Partido Popular Europeo, la organización supranacional de partidos democristianos y de centroderecha de los estados miembros de la Unión Europea. Tras largas vacilaciones, en marzo del año pasado el PPE suspendió al partido de Orbán, Fidesz, y ahora estudia su expulsión.

Motivos para hacerlo no le faltan. Fidesz no sólo destruyó la democracia y el Estado de Derecho en Hungría, sino que también ha presentado a la UE como una institución despótica a la que acusa de privar a los europeos de su libertad. Tras la suspensión de Fidesz, Orbán contraatacó diciendo que es el único defensor auténtico de la democracia cristiana y que sus críticos en el PPE están vendidos al liberalismo. Las imposturas de Orbán sedujeron a conservadores a ambos lados del Atlántico, pero la imagen que pretende proyectar es publicidad falsa.

Sería un error atribuir el conflicto entre Fidesz y el PPE ante todo a una cuestión de principios políticos, cuando básicamente es un tema de poder. Pero la cuestión de quién tiene derecho a proclamarse heredero de la democracia cristiana es muy importante para Europa, ya que históricamente, esta ha sido la principal fuerza política detrás del proyecto de integración europea.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading and receive unfettered access to all content, subscribe now.

Subscribe

or

Unlock additional commentaries for FREE by registering.

Register

https://prosyn.org/nIhEMH0es