Alibaba auto vending machine starts in Guangzhou Chen Jimin/China News Service/VCG via Getty Images

El próximo paso para la política económica de China

CAMBRIDGE – Soy un gran admirador de China y su capacidad de ajustar sus políticas económicas para mantener un crecimiento rápido. Pero ahora que ha ascendido a la cumbre de la economía global, debe adoptar las reformas necesarias para cumplir totalmente las reglas internacionales que aceptó tras unirse a la Organización Mundial de Comercio en 2001.

Cuando viajé a China por primera vez en 1982, era un país muy pobre, gobernado por un régimen eminentemente comunista. El agro estaba completamente colectivizado. Puesto que los campesinos habían perdido el derecho a cultivar su propia tierra, el rendimiento agrícola era extremadamente bajo. Más allá de la agricultura, la propiedad individual de los medios de producción era ilegal. Una familia china podía poseer una máquina de coser para su propio uso, pero no dos ni alquilar una a un vecino como ayuda para producir prendas de vestir.

Esto comenzó a cambiar en el gobierno de Deng Xiaoping. Se comenzó a devolver lotes de terreno a sus antiguos propietarios, a quienes se les permitió conservar la producción que superara la cuota obligatoria del gobierno. Como resultado, se elevó mucho la producción agrícola y los campesinos produjeron una variedad de cultivos adicionales, como flores y verduras, para venderlos a compradores directos. Poco a poco se fueron relajando las restricciones a la propiedad de bienes productivos y a contratar trabajadores, hasta el punto que hoy el sector privado representa la mayor parte de la actividad económica en China.

El resultado fue una explosión del crecimiento económico y un rápido aumento de los estándares de vida. Desde 1982, el PIB real de China (ajustado a la inflación) ha crecido a una tasa anual promedio de más de un 7%. El PIB real per capita es hoy 18 veces superior, con 800 millones de personas que han salido de la pobreza desde el inicio de las reformas de Deng. Si bien el producto per capita total de China todavía es un cuarto del de Estados Unidos, impresiona el estándar de vida en las principales ciudades chinas. Ver los relucientes rascacielos y las tiendas que atienden a jóvenes pudientes es apreciar el cambio que ha ocurrido en solo unas cuantas décadas.

Deng declaró alguna vez que “enriquecerse es glorioso”. El pueblo de China ha respondido. Las entidades privadas florecen y un mercado de valores muy activo hace posible una propiedad accionaria generalizada. Aparentemente, China tiene más multimillonarios por su propio esfuerzo que Estados Unidos.

La combinación de incentivos privados y educación eficaz es una razón clave para el rápido crecimiento de China. El país tiene una antigua tradición de promover a los alumnos más brillantes en base a exhaustivos exámenes. Los funcionarios que trabajaban para los emperadores se seleccionaban por exámenes escritos sobre el pensamiento de la escuela confuciana. Hoy todos saben leer y los exámenes nacionales se usan para decidir quién va a las principales universidades. Más de un millón de alumnos chinos han estudiado en los Estados Unidos y varias de las autoridades económicas de primer nivel del gobierno chino han cursado allí estudios de posgrado.

What do you think?

Help us improve On Point by taking this short survey.

Take survey

De muchas maneras, la economía china funciona como una corporación multinacional estadounidense. La estrategia general se define en el nivel ejecutivo mayor: objetivos de crecimiento, el cambio estructural desde la industria pesada al consumo, la Iniciativa “Belt and Road” (que guiará las exportaciones y la ayuda extranjera) y otras. Los directivos individuales se prueban en ciudades regionales y van ascendiendo según su éxito en el logro de los logros definidos por los líderes nacionales.

Las metas del Presidente Xi Linping y el actual gobierno son elevar la sofisticación de la economía y alcanzar un estándar de vida de clase media para la población. Para ello, China está invirtiendo altas sumas en investigación y educación técnica.

Pero en su ansiedad por alcanzar a Occidente, China también ha robado tecnología de las compañías occidentales. Bajo el Presidente Barack Obama, EE.UU. acusó a China de hacer ciberespionaje contra firmas estadounidenses y robar su propiedad intelectual. Los Presidentes Xi y Obama firmaron tras ello un comunicado en 2013 en que renunciaban al robo cibernético.

Pero China sigue tomando tecnología de compañías estadounidenses al exigir a las firmas extranjeras que deseen hacer negocios en China que formen empresas mixtas con otras locales, permitiendo a los socios chinos el acceso a sus tecnologías. Y si bien la OMC prohíbe a sus miembros el acceso al mercado bajo esas condiciones obligatorias de transferencia de tecnología, los chinos han respondido que no hay nada obligatorio, ya que las compañías no están forzadas a hacer negocios en China.

Eso es claramente falso, y el anuncio de Estados Unidos de que aplicará altos aranceles a las exportaciones chinas quiere incentivar a este país a obedecer la regla de la OMC sobre transferencia tecnológica. Puede que China esté oyendo el mensaje. En un importante discurso en el Foro Boao de este año, Xi señaló que China ya no exigirá empresas mixtas en el sector automotor, lo que es una admisión implícita de que la exigencia viola la regla de la OMC.

Es hora de que China amplíe esta nueva política y elimine por completo la exigencia de las empresas mixtas. Aunque Estados Unidos no la tiene, sería de ayuda que ambos países declaren abiertamente que en el futuro no se exigirá a ninguna compañía que entre en una empresa mixta o transfiera tecnología de otras maneras como condición para hacer negocios.

China puede continuar su rápido crecimiento y desarrollo tecnológico por cuenta propia. Su política actual solo llevará a un grave conflicto comercial.

Traducido del inglés por David Meléndez Tormen.

http://prosyn.org/PcrXSOt/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.