xi jinping taiwan speech SAM YEH/AFP/Getty Images

La política plagada de peligros de China con respecto a Taiwán

WASHINGTON, DC – La contienda geopolítica que se despliega entre China y Estados Unidos ha sido descrita por muchos como una nueva guerra fría. Si alguna vez se convierte en una caliente, el punto de ignición bien podría ser Taiwán, en gran parte debido a la política chica con respecto a la isla.

El gobierno de China suspendió el contacto diplomático con Taiwán en junio del año 2016, debido a que el Partido Progresista Democrático (PPD) de Taiwán, un partido pro-independencia que acababa de regresar al poder, se negó a reconocer el llamado Consenso de 1992, la base política del principio de Una China. Desde aquel entonces, sin embargo, la presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, ha seguido una política moderada, decepcionando a los partidarios de línea dura del PPD.

Eso no le basta a China, que ha continuado apretando los tornillos para presionar a Taiwán. Por ejemplo, persuadió a otros cinco países para que lo sigan en cuanto a romper relaciones diplomáticas, reduciendo el número de países que mantienen relaciones formales con la isla a sólo 17. China también ha tomado medidas para reprimir el turismo proveniente de la China continental: si bien casi 4,2 millones de turistas de China continental visitaron Taiwán en el año 2015 cuando el gobierno Kuomintang pro-Pekín estaba en el poder en Taiwán, dicho total cayó a sólo 2,73 millones en el año 2017.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading and receive unfettered access to all content, subscribe now.

Subscribe

or

Unlock additional commentaries for FREE by registering.

Register

https://prosyn.org/zLh5CQWes