0

China debe importar deflación

BEIJING – En vista de que está aumentando la inflación y también las perspectivas de inflación en China, ¿cómo se puede mantener la estabilidad de los precios sin amenazar intenso crecimiento del país? Conciliar el crecimiento y la lucha contra la inflación no es algo imposible, pero sí que requiere que el Gobierno abandone su profundo recelo contra la apertura de los mercados de China a las importaciones.

El Banco Mundial predice un aumento del 3,5 por ciento para la economía mundial este año y la mayoría de los analistas predicen que los Estados Unidos crecerán a un ritmo similar. A consecuencia de ello, habrá una fuerte demanda exterior de exportaciones de China, mientras que la diferencia entre los tipos de interés de China y de las economías avanzadas del mundo está originando unas entradas de capital en masa. Así, pues, China seguirá acumulando grandes reservas de divisas este año.

A consecuencia de ello, las autoridades chinas están desplegando ahora una combinación de instrumentos para estabilizar los precios internos. Como el coeficiente de reservas de los bancos asciende ya al 19,5 por ciento y no es probable que lo aumenten en gran medida, lo más probable es que los tipos de interés sigan subiendo.

De hecho, el tipo de interés de referencia alcanzó el 7,47 por ciento en agosto de 2008, después de cinco años de subida. En vista de que el tipo actual de interés en préstamos asciende al 5,56 por ciento, las autoridades tienen mucho margen para aumentarlo.