0

El superávit comercial decreciente de China

BEIJING – Durante 2010, el Congreso de los Estados Unidos (y muchos otros) criticaron a China por “manipular” su moneda a fin de conservar una ventaja para sus exportaciones y preservar de ese modo su superávit comercial. Se afirmaba que la conducta de China era la fuente del enorme desequilibrio global actual.

Sin embargo, China se negó a aceptar la culpa y rechazó las repetidas exigencias estadounidenses de llevar a cabo una revaluación importante. El tipo de cambio entre el renminbi y el dólar aumentó únicamente alrededor del 3% entre junio de 2010 y el final del año. Según un análisis utilizado por algunos economistas y políticos estadounidenses, la baja tasa de apreciación de la moneda, junto con el crecimiento del 31% de las exportaciones chinas en 2010 en comparación con 2009, debería haber ampliado el superávit comercial chino en gran medida.

De hecho, el superávit comercial chino disminuyó 6.4% en 2010, en comparación con 2009, y esa disminución viene después de la caída del 30% del superávit comercial en 2008 debido a la crisis financiera global y la recesión subsiguiente. En general, el superávit comercial de China ha disminuido un 36% en términos absolutos en dólares estadounidenses y ha caído más de la mitad (53%) en proporción al PIB en los últimos dos años. Así pues, el coeficiente del superávit en cuenta corriente frente al PIB se ha reducido al 4.6%, lo que es significativamente menor al máximo reciente del 11.3% que alcanzó en 2007.

Estos datos muestran de manera concluyente que la teoría “centrada en el tipo de cambio” del desequilibrio comercial no guarda relación con la realidad. En los últimos dos años la economía de China se ha vuelto mucho más equilibrada en sus relaciones comerciales externas, a pesar de que no ha habido ajustes significativos del tipo de cambio.