0

La próxima montaña que China ha de escalar

MILÁN – China está comenzando a pasar por una compleja serie de transiciones que sentarán las bases del estatus de país avanzado que espera alcanzar en los próximos 25 años. Tras tres décadas de crecimiento continuo y una respuesta notablemente exitosa a la reciente crisis global, la confianza del país en si mismo está en su punto álgido. Sin embargo, las lecciones que el gobierno saque de la crisis pueden no ser las mejores guías para el largo plazo.

El país enfrenta varios retos paralelos y relacionados entre si que son cruciales para su desarrollo interno y sus relaciones económicas globales. Algunos de ellos son:

● una reestructuración microeconómica de proporciones para afianzar su estatus como economía emergente de ingreso medio

● cambios macroeconómicos para lograr un mayor nivel de consumo e ingreso interno, y una expansión más rápida de la clase