La estrategia maestra de China en África

Desde la conferencia de Berlín de 1883, que el rey Leopoldo II de Bélgica llamó la "repartición del pastel de África", Occidente ha supuesto que posee derechos exclusivos sobre el África subsahariana. Sin embargo, si bien siglos de lucha para poner fin al régimen colonial y al apartheid no han cambiado mucho este hecho, hoy la influencia occidental se ve desafiada por China, que ambiciona acceder a las ricas reservas de minerales y recursos del continente.

China se está ganando voluntades en toda África, recurriendo a resentimientos anticoloniales compartidos... y tratándola con seriedad. En la próxima reunión, a realizarse este año, del Foro de Cooperación Chino-Africano (CACF, por su sigla en inglés), creado para promover el comercio y las inversiones, participarán 46 jefes de estado africanos, junto con los líderes de China. En cualquier caso, el Presidente chino Hu Jintao, el vicepresidente Zeng Quinghong, y el primer ministro Wen Jiaboa visitan el continente con regularidad.

Los movimientos hechos por China para fortalecer sus lazos con África tienen tres objetivos: consolidar fuentes seguras de energía y minerales, disminuir la influencia de Taiwán en el continente (que incluye a 6 de los 16 países con los que mantiene relaciones diplomática plenas), y acrecentar el ascendente prestigio global de China.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/zT8k9eN/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.