Paul Lachine

Los pasos de bebé de China hacia la democracia

WASHINGTON, DC - Durante la visita de estado a los Estados Unidos del presidente chino, Hu Jintao, el presidente Barack Obama presionó a Hu sobre los derechos humanos. Probablemente debería haber pedido más información acerca de las medidas de ampliación de la democracia en China, porque las respuestas le habrían sorprendido.

En septiembre de 2010, Hu pronunció un discurso de Hong Kong en el que llamó a reconsiderar lo que se piensa sobre la democracia china. Planteó que: "Hay una necesidad de celebrar elecciones democráticas de acuerdo a la ley; tomar decisiones democráticamente, así como adoptar una gestión y supervisión democráticas, y salvaguardar el derecho de las personas a conocer, participar, expresar y supervisar".

Sus comentarios profundizaron los comentarios hechos previamente por el primer ministro Wen Jiabao en Shenzhen, la zona costera de libre empresa donde comenzara la revolución económica de China. Wen dijo que la reforma política, incluidas las oportunidades para que los ciudadanos criticaran y monitorearan al gobierno, es necesaria para dar sustento al vertiginoso crecimiento económico de China. De lo contrario, argumentó, se perderían los avances económicos del país.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/QChgoZD/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.