m1877.jpg

La locura china por las represas

NUEVA DELHI – La locura de China por construir represas se topó con una pared recientemente en Birmania (Myanmar), donde la decisión audaz del gobierno de frenar un polémico proyecto de represa liderado por China ayudó a facilitar el camino a la primera visita de un secretario de Estado norteamericano a ese país en más de medio siglo. 

La represa de 3.600 millones de dólares de Myitsone, hoy interrumpida, está situada en la cabecera del río más grande de Birmania, el Irrawaddy, y estaba destinada a bombear electricidad exclusivamente a la grilla eléctrica de China, a pesar de que Birmania sufre diariamente cortes de energía. La Comisión de Supervisión y Administración de Activos del Estado del Consejo de Estado de China calificó a Myitsone como un proyecto modelo en el exterior que servía a los intereses chinos. La decisión de Birmania, en consecuencia, sorprendió al gobierno de China, que había empezado a tratar a Birmania como un estado cliente confiable (donde todavía tiene intereses importantes que incluyen la construcción en marcha de un multimillonario oleoducto y gasoducto de gas natural).

A pesar de ese revés, China sigue siendo el mayor constructor de represas del mundo fronteras adentro y en el exterior. De hecho, ningún país en la historia ha construido más represas que China, que se jacta de tener más represas que el resto del mundo en su conjunto.

To continue reading, register now.

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

Subscribe

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

https://prosyn.org/69ExN6Ves