China's Challenge to Latin America

La relación entre China y América Latina y el Caribe (ALC) están limitadas por una paradoja. En los últimos años se ha incrementado el comercio bilateral y se percibe una clara intensificación diplomática; pero subsiste, sin embargo, un alto grado de desconocimiento entre ambas regiones y en varios casos crecientes tensiones. Los sectores privado, público y académico en ambas regiones apenas han iniciado proyectos de mayor alcance entre China y ALC. Las instituciones bilaterales por el momento todavía no reflejan el peso y la dinámica socioeconómica bilateral y encuentran serias dificultades para responder a las tensiones bilaterales existentes.

Si analizamos el creciente desempeño socioeconómico bilateral desde mediados de los noventa vemos dos aspectos relevantes que pueden servir para entender mejor esa paradoja :

En primer lugar, recientemente se percibe una creciente actividad económica bilateral. Múltiples empresas chinas –particularmente en sectores de materias primas como soya, carnes, hierro, acero, cobre y petróleo, entre otras- han iniciado actividades en la región, ya sea mediante inversiones directas o mediante compras de productos y/o empresas. En forma menos conocida y a menores niveles, empresas latinoamericanas como Gruma, Modelo, Embraer, Marco Polo y Embraco, entre otras, han logrado insertarse en China exitosamente.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/9Pfkf1M/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.