Street of Hong Kong Starcevic/Getty Images

Por qué el renminbi no va a reinar

TOKIO – En la fantasía distópica Blade Runner 2049, dentro de 32 años Los Ángeles se parece mucho a las mega-ciudades de China de hoy: gris, contaminada y dominada por torres altas adornadas con carteles publicitarios centelleantes de neón. El espectador nunca llega a saber mucho sobre el mundo exterior, muchos menos sobre la moneda en la que se comercializan los productos anunciados. ¿El dólar estadounidense todavía es dominante, el renminbi chino ha tomado la posta o alguna otra moneda se ha vuelto prominente a nivel global?

El presidente norteamericano, Donald Trump, parece decidido a asegurar que Estados Unidos, al menos en parte, se retira de su papel de liderazgo global. Pero, como sucedió con la libra británica en el período entre guerras, una moneda puede mantenerse globalmente dominante inclusive después de que su país emisor pierde su hegemonía económica, financiera y geopolítica. Hoy también el mundo debería esperar que el dólar estadounidense siga siendo la moneda de reserva fundamental, utilizada para facturar y negociar el comercio internacional, por mucho tiempo más.

Sin embargo, en términos de diplomacia financiera internacional, la posición del dólar tal vez no sea tan segura. El interrogante es si el fin de la "diplomacia del dólar", que predice el economista Barry Eichengreen, necesariamente significará el ascenso de la diplomacia del renminbi.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/zgUQcyv/es;

Handpicked to read next