Coal workers China environment Bert van Dijk/Flickr

Recortes chinos del carbón

HONG KONG – En la lucha para limitar el calentamiento global, no existe ningún país con la importancia de China, que depende de manera masiva del carbón y es responsable del 30 % de las emisiones mundiales de dióxido de carbono. Afortunadamente, está procurando mejorar su situación ambiental. Pero, ¿hace lo suficiente?

Si China solo pudiera elegir una meta, debiera ser la de limitar su dependencia de la energía producida con carbón. El país aloja a un sexto de la población del mundo, pero su consumo de carbón representa casi la mitad del mundial. Si China no reduce su participación y limita sus emisiones de gases de efecto invernadero, controlar el calentamiento global será imposible.

La buena noticia es que el uso del carbón en China parece haber caído ligeramente el año pasado y se espera que esa tendencia continúe. El Institute for Energy Economics and Financial Analysis estima que la participación de la electricidad generada con carbón en China caerá del 72,5 % en 2014 al 60 % en 2020. Aunque la disminución del año pasado en el uso del carbón puede haber sido una cuestión técnica, se espera que el consumo chino de carbón alcance su punto máximo muy pronto, tal vez el año que viene.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/l2Ws9Fs/es;