Xi Jinping VCG/Getty Images

Corea del Norte: la estrategia de “China primero”

LONDRES – La mayoría de los expertos coinciden en que la forma menos mala de encarar la escalada nuclear con Corea del Norte es seguir aplicando una mezcla de contención rigurosa y diplomacia decidida. Pero no tantos se han dado cuenta de que la opción militar menos mala (implícita en la insistencia del presidente estadounidense Donald Trump en que China se haga cargo de su peligroso vecino) es una invasión china o un cambio de régimen forzado por la amenaza de tal invasión.

Esta salida, que implicaría un profundo cambio favorable a China en el equilibrio estratégico de Asia oriental, no es tan impensable como muchos creen. En realidad, es tan viable que merece ser tomada en cuenta seriamente, incluso por los planificadores militares chinos. En términos trumpianos, sería una opción de “China primero” que puede ayudar a “hacer grande a China otra vez”.

Cualquier intervención militar (por parte de China o no) supone riesgos inmensos. Pero antes de ocuparnos de ellos, pensemos en lo que podría conseguirse con una intervención china exitosa. Para empezar, pondría a Corea del Norte en el lugar que le corresponde según sugiere su historia posterior a la guerra de Corea: bajo un paraguas nuclear chino que le provea una garantía de seguridad creíble.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To access our archive, please log in or register now and read two articles from our archive every month for free. For unlimited access to our archive, as well as to the unrivaled analysis of PS On Point, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/jCqjUHy/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.