4

La nueva normalidad china y los viejos hábitos estadounidenses

NEW HAVEN – China está generando mucha confusión hoy en día, tanto en su país, donde los altos funcionarios promocionan la «nueva normalidad» de la economía como en el extranjero, algo que se refleja, por ejemplo, en las tácticas al estilo de la Guerra Fría que EE. UU. ha adoptado para contener el ascenso chino. En ambos casos, las desconexiones son sorprendentes y suman una nueva dimensión de riesgo al impacto del «factor chino» sobre un mundo frágil.

La visión oficial en China es que su economía ya ha llegado a la tierra prometida de la «nueva normalidad». De hecho, ese fue el tema del recientemente finalizado Foro de Desarrollo de China (FDC), una importante plataforma para el debate entre los altos funcionarios chinos y un amplio espectro de participantes internacionales, que tiene lugar inmediatamente después de la Asamblea Popular Nacional de China todos los años.

Desde el inicio del FDC en 2000, el gobierno chino ha aprovechado ese evento para señalar sus prioridades para las políticas. En 2002, por ejemplo, el FDC se centró en el impacto del acceso de China a la organización mundial del comercio, un evento precursor de su espectacular ola de crecimiento liderado por las exportaciones. En 2009, el énfasis estuvo en la agresiva estrategia china de estímulo poscrisis y el evento del año pasado se ocupó de la implementación de las así llamadas reformas de la Tercera Reunión Plenaria.

Esto sugiere que la «nueva normalidad» china será la principal prioridad del gobierno este año. Pero existe una considerable ambigüedad sobre qué significa exactamente esa nueva normalidad, e incluso sobre si se ha alcanzado.