ho2_2_bas_relief_puck_engman Puck Engman

La memoria selectiva de China

NEW HAVEN – Este es un gran año para los aniversarios en China. El 4 de mayo, la República Popular conmemorará el centenario del Movimiento del Cuatro de Mayo, las protestas estudiantiles frente a la Puerta de Tiananmen de Beijing en 1919 que marcaron el nacimiento del nacionalismo chino. Y luego, un mes después, el 4 de junio, vendrá el 30 aniversario de la violenta represión de las protestas estudiantiles a favor de la democracia en el mismo lugar. Este hito, a diferencia del primero, no será reconocido oficialmente, mucho menos conmemorado, en China.

Las manifestaciones de 1919 están inmortalizadas en piedra en el Monumento a los Héroes del Pueblo en la Plaza Tiananmen. Haciendo referencia a los mismos ideales de ciencia y democracia, los manifestantes de 1989 también se mostraron leales a la nación. Pero el movimiento de 1989 terminó en lo que se conoce fuera de China como la masacre de la Plaza Tiananmen, y dentro de China como el “incidente de Tiananmen”. Los acontecimientos de tres décadas atrás son un tema tabú en China, eliminado de Internet por las autoridades y en gran medida desconocido para la generación más joven del país.

Es una contradicción persistente que el estado chino reivindique el 4 de mayo mientras reprime el recuerdo del 4 de junio. Los estudiantes de 1919 son celebrados como patriotas manifiestos, en armonía con una larga tradición china que coloca a los intelectuales en un rol de responsabilidad social. El académico ideal de los tiempos imperiales asumía grandes riesgos para decirles las verdades al poder, a fin de exponer la corrupción oficial e impulsar la reforma.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading and receive unfettered access to all content, subscribe now.

Subscribe

or

Unlock additional commentaries for FREE by registering.

Register

https://prosyn.org/7SdSVYges