subacchi26_VCGVCG via Getty Images_renminbi VCG/VCG via Getty Images

Trump y la manipulación de la manipulación cambiaria

LONDRES – Rara vez terminó bien para los Estados Unidos el uso de la moneda como arma. Sirve de ejemplo la decisión unilateral que tomó en 1971 el gobierno del presidente Richard Nixon de cancelar la convertibilidad internacional directa del dólar en oro, un elemento clave del “shock de Nixon”, que desestabilizó las monedas flotantes y provocó unos años después una estanflación. Pero eso no impidió al gobierno del presidente Donald Trump designar (erróneamente) a China como manipulador cambiario.

Estados Unidos siempre acusó a China de mantener el valor del yuan artificialmente bajo para obtener una ventaja injusta en el comercio internacional. Pero en general se abstuvo de acciones contundentes, y hasta esta decisión reciente, no había aplicado el rótulo de “manipulador cambiario” desde 1994. Ni siquiera usó esa designación cuando a mediados de la primera década de este siglo había amplio consenso en que el yuan estaba significativamente subvaluado; en vez de eso, el gobierno del presidente estadounidense George Bush (hijo) inició con China un “diálogo económico estratégico” para hablar de la moneda y otras cuestiones económicas.

Pero la reciente caída del yuan por debajo del límite psicológico de siete yuanes por dólar, por primera vez desde 2008, fue demasiado para el gobierno de Trump. Así que en una jugada simbólica que escala la guerra comercial entre ambos países, el Tesoro estadounidense formuló oficialmente la designación.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/MkyGVaHes