25

El nuevo liderazgo mundial de China

NUEVA YORK – La mayor noticia económica del año llegó casi sin aviso: China ha reemplazado a Estados Unidos como la mayor economía del mundo, según los encargados de llevar las cuentas en el Fondo Monetario Internacional. Por otra parte, en estos momentos en que el estatus geopolítico de China aumenta rápidamente junto con su poderío económico, EE. UU. continúa dilapidando su liderazgo mundial, debido a la irrestricta codicia de sus elites políticas y económicas, y a la trampa que se autoimpuso con la guerra perpetua en Oriente Medio.

Según el FMI, el PIB de China será de 17,6 billones de USD en 2014, con el que tomará la delantera frente a EE. UU. y su producto de 17,4 billones de USD. Por supuesto, como la población china es cuatro veces mayor, su PBI per cápita (de 12,900 USD) todavía no llega a ser un cuarto de los 54,000 USD que registró EE. UU., con un nivel de vida mucho más elevado.

El surgimiento de China es trascendental, pero también implica el regreso a una situación existente. Después de todo, China ha sido el país más populoso del mundo desde que se convirtió en un estado unificado hace más de 2000 años; tiene entonces sentido que sea también la mayor de sus economías. De hecho, la evidencia sugiere que la economía China era mayor (en términos de paridad del poder adquisitivo) que cualquier otra en el mundo hasta aproximadamente 1889, cuando EE. UU. la eclipsó. Ahora, 125 años más tarde, la clasificación ha vuelto a invertirse después de décadas de rápido crecimiento económico en China.

Con el aumento de su poder económico, también llegó la influencia geopolítica. Los líderes chinos son agasajados en todo el mundo y muchos países europeos perciben a China como la clave para un mayor crecimiento local. Los líderes africanos ven a China como un nuevo socio indispensable para el crecimiento, especialmente para el desarrollo de la infraestructura y los negocios.