china skyscraper construction worker VCG/VCG via Getty Images

Lo que China puede ganar de la guerra comercial de Trump

BEIJING – China y los Estados Unidos, las dos mayores economías del mundo, se encuentran en una guerra comercial abierta y lo que el Presidente estadounidense Donald Trump esperaba que fuese un ataque relámpago parece haberse convertido en una guerra de trincheras. Muchos temen que sea solo el comienzo de un prolongado conflicto en que se acaben usando armas (y causando víctimas) y se vaya mucho más allá del ámbito del comercio.

Desde que China se uniera a la Organización Mundial de Comercio en 2001, Estados Unidos ha objetado su enorme superávit de cuenta corriente y el renminbi subvaluado, pero en los últimos diez años ese superávit prácticamente ha desaparecido y el valor del renminbi ha aumentado. Ahora EE.UU. ha pasado a prestar atención a la inadecuada protección por parte de China de los derechos de propiedad intelectual y su política de apropiarse de tecnologías extranjeras a cambio del acceso a su mercado.

Sin embargo, desde el punto de vista de China, Estados Unidos en realidad está reaccionando no solo a las características específicas de su política comercial, sino también a su modelo de desarrollo general y sus aspiraciones de convertirse en un actor global importante, aspiraciones que no carecen de realismo. De hecho, los chinos creen que con su guerra comercial Trump demuestra en la práctica que China se ha convertido en una amenaza real a la hegemonía estadounidense.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/8vpRfVHes