rogoff213_Pictures Ltd.Corbis via Getty Images_chinarealestate Pictures Ltd./Corbis via Getty Images

El dilema inmobiliario de China

CAMBRIDGE – La inminente quiebra del gigante inmobiliario chino Evergrande, con sus 300.000 millones de dólares de deuda, ha irritado a los inversores globales. Los analistas se han concentrado principalmente en si el gobierno chino logrará o no blindar el problema, para que no se convierta en una crisis financiera mayor al estilo occidental.

Dados los recursos económicos del gobierno, que incluyen más de 3 billones de dólares en reservas de moneda extranjera, y su capacidad para dictar términos de restructuración sin prolongadas demoras judiciales, pocos apostarían en contra de ese desenlace. Pero concentrarse exclusivamente en la estabilidad financiera de corto plazo es ignorar el mayor desafío de China: reequilibrar una economía que ha dependido durante demasiado tiempo de su gigantesco sector de inversión inmobiliaria en materia de empleos y crecimiento.  

El enorme porcentaje que ocupan el sector inmobiliario y de servicios relacionados en el PIB chino –un asombroso 25%, y apenas un poco menos después de ajustar por exportaciones netas- es aún mayor que el porcentaje del sector inmobiliario de las economías española e irlandesa en su pico previo a 2008. Por sus efectos de rebote en otros sectores, una desaceleración significativa del sector inmobiliario de China fácilmente podría recortar un 5-10% del crecimiento acumulativo del PIB en los años siguientes.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/F4OkE8nes