3

La peligrosa agenda digital de la China

WASHINGTON, DC/BRUSELAS – Cuando Alibaba, el imparable gigante chino del comercio electrónico, comenzó a cotizar en la Bolsa de Nueva York a finales del año pasado, se convirtió de la noche a la mañana en la decimoséptima empresa más grande del mundo que cotiza en la bolsa, alcanzando una capitalización de mercado de 230 mil millones dólares – mayor a la de Amazon, eBay, o Facebook. Sin embargo, parece que a Europa no llegaron estas noticias.

De hecho, en lugar de responder al crecimiento digital de China, la Unión Europea se ha mantenido obsesionada con el éxito mundial de las plataformas estadounidenses, como por ejemplo Amazon, Facebook y Google, e incluso ha amenazando tomar acciones punitivas contra ellas. Un par de meses después de la salida a la bolsa de Alibaba, el Parlamento Europeo aprobó una resolución no vinculante para evitar que las empresas en línea como Google “abusen” de su posición en el mercado. La resolución pedía “separar a los motores de búsqueda de otros servicios comerciales”.

Sin embargo, se acumulan más y más pruebas relativas a que el verdadero desafío competitivo para Europa vendrá del Oriente, especialmente desde China, país que está tomando un abordaje proteccionista y expansionista con el fin de garantizar su dominio digital en el futuro. Si la Unión Europea y Estados Unidos no colaboran entre sí para poner límites a China en este frente, ambos corren el riesgo de dejar dicho ámbito abierto de par en par a un régimen regulador basado en principios que controvierten directamente los valores fundamentales que comparten las dos economías más grandes de Occidente.

No existe duda sobre el éxito de China en la economía de Internet. Contando a Alibaba, China es el hogar de 27 de las empresas denominadas como unicornios (empresas que están valuadas en $1 mil millones a consecuencia de una oferta pública inicial, venta, o ronda de financiación públicamente anunciada), mientras que Europa alberga sólo a 21. China también cuenta con cuatro de los diez sitios web más visitados del mundo. Baidu, el motor de búsqueda más importante del país, prevé que la mitad de sus ingresos provendrá de fuera de China dentro de tan sólo seis años.