China como superpotencia

YALTA – Dado su rápido y logrado desarrollo, no cabe duda de que la República Popular China llegará a ser una de las potencias mundiales predominantes del siglo XXI. De hecho, pese a los enormes problemas que afronta el país, podría incluso llegar a ser la potencia mundial.

Pero sería un error dar por sentado que el resurgimiento de las llamadas “potencias XXL”, como China y la India, constituirá simplemente la continuación de las tradiciones occidentales. Tendremos que tratar con un tipo diferente de superpotencia.

Desde que las potencias europeas se hicieron a la mar al final del siglo XV para conquistar el mundo, la historiografía y la política internacional se han habituado a cierto modelo: el poder militar, económico y tecnológico se plasma en el ejercicio de influencia en otros países, la conquista e incluso el dominio y el imperio mundiales.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/vK1EF3f/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.